¡Cuidado! Esto es lo que le pasa a tu hijo cuando eres una madre estresada

Si notas que ya no puedes más, es mejor pedir ayuda.

No cabe duda que ser madre no es para nada fácil. Y es que la vida da un giro radical con un hijo, ya que a la crianza se le suman las tareas del hogar, el trabajo y lo que sucede en las relaciones de pareja.

Todo esto provoca que los cuadros de estrés aparezcan y, aunque no lo quieras, los más perjudicados serán tus hijos, ya que al estar estresada, habrá una tendencia a perder la paciencia, a gritarles, provocándole un daño del que no te das cuenta.

Nadie dijo que sería fácil, pero si te encuentras en aquella situación, lo mejor es pedir ayuda.

A continuación, revisa las consecuencias que podría tener tu hijo:

- La autoestima de tu hijo puede verse dañada.

- Se sentirá vulnerable ante la situación.

- Adoptará los mismos estados de ánimo que su madre.

- Su estado emocional se verá perjudicado.