7 peligros que provoca en los niños el exceso de televisión ¡No los expongas!

El cuidado pasa por los padres.

Para nadie es un misterio que una de las formas de entretener a los menores es viendo televisión. Y es que hoy en día, los canales dedicados exclusivamente para niños son muchos y pueden pasar horas y horas frente a la pantalla.

Sin embargo, este hábito puede afectar de sobremanera la vida de los niños, tanto en aspectos físicos como en los psicológicos y es aquí donde los padres deben preocuparse, ya que depende de ellos las costumbres que adquiere el menor.

A continuación, te mostramos 7 peligros de la televisión en los niños:

1- Obesidad: Pasar muchas horas frente al televisor provocará que tarde o temprano tu hijo presente obesidad, ya que se acostumbrará a estar sentado sin hacer actividad física. Además, para nadie es un misterio la cantidad de publicidad con comida chatarra que se emite y que es perjudicial para su salud. "Los comerciales llevan a los niños a comer en exceso productos que deberían consumir con moderación: cereales azucarados, snacks, comida rápida y sodas", señaló el Dr. Frederick J. Zimmerman, de la Universidad de California en Los Angeles a Holadoctor.com.

2- Sedentarismo: La televisión provoca que muchos niños prefieran quedarse sentados a ver sus programas favoritos en vez de hacer ejercicios, lo que motiva el sedentarismo.

3- Problemas para lograr concentrarse: Existen algunos programas que sobreestimulan el cerebro de los niños, cansándolos, por esta razón es que “a los pequeños se les dificulta concentrarse y poner atención después de verlas", precisó al medio la Dra. Angeline Lillard, psicóloga de la Universidad de Virginia.

4- Bajo desempeño escolar: La Dra. Iman Sharif, profesora de pediatría clínica en el Hospital Infantil de Montefiore, sostuvo al medio que "muchas horas de televisión durante los días de escuela causarían un bajo desempeño escolar. Además, lo que ven los niños también influye: quienes pueden ver cualquier cosa, incluso películas clasificación R, tienen un desempeño aún más bajo".

5- Alimentación deficiente: Que los niños coman mientras ven televisión, provoca una mala alimentación y también una relación familiar precaria. "Comer en familia es saludable, a menos que la televisión este presente", señaló sociólogo David Burley, de la Universidad del Sureste de Luisiana.

6- Desórdenes alimenticios: Para nadie es un misterio que la televisión solo muestra lo bonito de las cosas, cuerpos alejados de la realidad, lo que provoca que los niños no se sientan conformes con su físico. En ese sentido, la Dra. Anne Becker de la Universidad de Harvard, precisó al medio que “las chicas más expuestas a la televisión y los medios tendrían hasta un 11% más riesgo de padecer desórdenes alimenticios, y se calcula que cerca del 75% de ellas se sienten inconformes con sus cuerpos: empiezan a pensar que son muy gordas o muy grandes”.

7-Comportamiento violento: Hoy en día los programas de televisión exhiben mucha violencia, lo que afecta directa o indirectamente a los menores, lo que puede volverlos más agresivos.