7 precauciones vitales que debes tener con tu hijo al ir a la piscina ¡Cuidado!

Los rayos del sol y los peligros que hay en la piscina, ponen en alerta a los padres para que las vacaciones no se transformen en algo desagradable.

Estar en época de verano es asimilarlo con playas, piscinas y juegos acuáticos. Y es que la temporada estival es sin duda la preferida por los niños, pero también es en la que más atención hay que poner.

Y es que los rayos del sol y los peligros que se encuentran en la piscina o en el mar, ponen en alerta a los padres para que las vacaciones no se transformen en algo desagradable y terminen opacando la estadía en el lugar.

Si bien las piscinas tienen medidas de seguridad, como salvavidas, lo cierto es que es mejor estar pendiente de nuestros hijo para evitar complicaciones. Es por esto que te mostramos las precauciones que debes tener con tu hijo al ir a la piscina ¡Anótalas!

1. Bloqueador: Antes que todo, lo primero que debes hacer cuando vayas a la piscina es aplicar bloqueador a tu hijo. Los rayos del sol están más dañinos que nunca y los niños tienen la piel mucho más delicada que los adultos.

2. Lentes de piscina: Una buena forma de evitar infecciones en los ojos por el cloro es que los niños utilicen lentes de agua. Así evitarás infecciones como conjuntivitis.

3. Gorro: Una forma de cuidar a tu hijo en la piscina es que utilicen gorro, además de proteger su cabeza, lograrás que no sienta tanto calor.

4. Nunca dejes a tu hijo solo en la piscina: Aunque sepas que hay salvavidas, nunca debes dejar a un menor solo bañándose, siempre debes estar con él.

5. Evitar juegos peligrosos: A los niños les encanta correr por la orilla de la piscina o tirarse piqueros. Lo mejor es evitarlos, sobre todo el primero, ya que puede resbalar y sufrir un accidente. Mientras que en el segundo puede realizarlo bajo supervisión de un padre.

6. Vuelve a aplicar bloqueador: Como lo mencionamos anteriormente, el uso de bloqueador es esencial, pero no basta con hacer solo una aplicación. Por lo general el producto se sale al pasar mucho tiempo en el agua, por lo que es vital que apliques bloqueador cada dos o tres horas a tu hijo, o cuando estimes que corresponde.

7. Ojo con la comida: Luego de que el menor haya comido en abundancia, es vital que no entre a la piscina inmediatamente. Lo ideal es que lo haga entre 20 a 30 minutos después de almorzar.