Inculcar valores para tener niños de bien

El mundo actualmente está inmerso en muchas acciones o antivalores que nos degradan cada día más. Los niños son especie de material maneable al que se le debe ofrecer y dar mucha importancia desde bebés para que puedan llegar a ser agentes de bien para él y para los demás individuos.

Los valores son cualidades que son transmitidas por los padres, es decir, este crecimiento personal inicia en casa y se afianza en el transcurso o desarrollo de la vida de cada persona, rescatando aquellos que considera vitales y aquellos que lo llevarán al éxito social.

Pero ¿Cuáles son esos valores que debemos inculcar desde muy temprana edad?

Solidaridad

Basada en un sentimiento en donde el niño debe entender que ayudar es un valor importante en la vida, y que se debe dar apoyo a quienes lo necesitan, sin la intención de obtener nada a cambio. Ofrecer el asiento a un anciano, compartir la merienda o alguna golosina. Acciones que ayuden también a compartir lo que tiene.

Empatía

Ponerse en el lugar del otro para entender lo que siente. Exigirle que piense las cosas antes de realizarlas, si su acción tendrá consecuencias en los demás y que sintieran al recibir una acción tal como la que estará por realizar.

Aceptar la diversidad

En un mundo tan cambiante, es importante que los niños sepan aceptar lo diferentes que podemos ser los unos de los otros y por consiguiente, debemos empezar desde muy pequeños a evitar que ellos marquen estas diferencias en contra de los demás. Que a pesar de ser muy diferentes, traten a todos en iguales condiciones.

Aprender a aceptar y respetar las decisiones de los demás

Muchas veces podemos no estar de acuerdo con las decisiones que puedan tomar las demás personas, pero debemos enseñarle a nuestros niños que el respeto es la clave para las buenas relaciones interpersonales. Escuchar las opiniones, comentarlas y fundamentarlas es la mejor opción, evitando el enojo o el enfado por no estar totalmente de acuerdo.

Trabajar en la resolución de conflictos

Para la resolución de problemas o conflictos nada mejor que fomentar el dialogo, darles a entender que dialogar es la mejor herramienta para solventar obstáculos y que la violencia no puede ser nunca una opción.

Educar con el ejemplo

Nada haces con tratar de inculcarle estos valores, si tú mismo  no pones el ejemplo. Los niños son como esponjas que absorben de manera impresionante todo aquello que ven y/o escuchan, es por esto que como transmisor de información y valores, puedas darle y servirle de ejemplo vivo de lo que tanto predicas.