Lo importante de un ¡NO! A tiempo Tu hijo lo agradecerá

Los padres siempre quieren complacer a sus hijos pero algunas veces decirle no es sinónimo de educar.

Niños que siempre piden y quieren más sin conocer el esfuerzo que conlleva a lograr un objetivo o conseguir algún bien anhelado, son algunas de las consecuencias de no saber decir que no.

Consentirlos siempre puede ser muy negativo, hacerlos más exigentes y limitar su autonomía cuando sean adultos, además de desalentar su visión de vida y la falta de positivismo hacia lograr metas.

Un No a tiempo evitaría malas acciones y decisiones en el futuro de tu hijo/a. añadir una buena explicación del porqué de la respuesta negativa, ayudaría a tu hijo a aprender que existen reglas y procedimientos que se deben seguir y que a veces en la vida no lo podemos tener todo.

Redacción: María Gabriela Rodríguez