Tres consejos de oro para ayudar a tu hijo a enfrentar las fobias infantiles

 

Los niños desarrollan una variedad de miedos, y a pesar que algunos son pasajeros, hay que protegerlos de posibles daños psicológicos y ayudarles a enfrentarlos en situaciones adecuadas. ¿Tu hijo le teme a la oscuridad, a la separación, a los extraños, etc? Aquí señalaremos cómo ayudarlos.

En el cine, en la televisión, en los videojuegos, incluso en los libros infantiles, los niños están expuestos a desarrollar algún tipo de miedo. Psicólogos aseguran que muchos de los miedos que tenemos como adultos han sido aquellos que no fueron superados durante la niñez, por lo que es importante hablar con nuestros pequeños y orientarlos si en tal caso registramos algún tipo de fobia o miedo. 

¿Pero cómo podemos intervenir?

  • Transmitirle al niño que es normal tener miedo

No hay que negarle a los pequeños que el miedo existe o que no debe temerle a algo. Explicarles que ahora tendrá miedo, pero que a medida que se haga mayor irá superándolo. Siempre dejarles claro que pueden contar con sus padres si temen a algo o alguien.

  • Crear frases que el niño pueda repetir en algunas circunstancias

Enseñarle a los chiquitos que no tienen nada que temer. Palabras como "no me va  a pasar nada", "soy valiente", "todo va a estar bien",  serán importantes para que el niño contrarreste el miedo. La mente positiva será la fuerza adecuada.

  • Apoyarse en emociones como la risa, la alegría y el humor

Es algo parecido a la fase anterior, pero esta vez crearle un ambiente cómodo al niño. Por ejemplo, si le tema a la oscuridad, a través de humor enseñarle que no hay nada que temer. Si teme quedarse solo, sonreír y demostrarle que todos merecen su espacio tarde o temprano. 

Jamás burlarse de aquello que ellos temen, eso hará que se cierren y no superen sus miedos.